¿Es conveniente emprender?

Es una interrogante que no pocos se han estado planteando hoy en día, y la respuesta más sencilla, es que sí, apesar de los múltiples factores que influyen en el éxito o fracaso de su emprendimiento.

Emprender, es comenzar una obra, un negocio, un empeño, en especial, cuando exige esfuerzo o trabajo, e implica cierto riesgo.

Son múltiples los factores que influyen en el éxito de un emprendimiento, siendo este, un tema que aún es objeto de investigación.

Se hace necesario enfatizar en algunos de los factores propios del emprendedor, más específicamente, en las cualidades que este posee, que pueden influir significativamente en el éxito de su proyecto.

La perseverancia es la cualidad que se ha colocado por encima de todo, entendiéndose como la firmeza y constancia en una determinada acción, que llevado a este contexto, sería la capacidad para mantener la constancia en un proyecto, aún cuando las circunstancias sean adversas.

La visión, la flexibilidad, la sociabilidad y la creatividad, son otras de las cualidades que poseen una gran influencia en el éxito del proyecto, ya que, es de gran importancia saber identificar oportunidades donde otros no la ven, ser capaz de adaptarse con facilidad a los cambios del mercado, tener la capacidad de generar ideas novedosas y relacionarse con las personas del entorno.

Ventajas de ser un emprendedor

Mayor autonomía

La autonomía es la facultad que tiene la persona o la entidad para obrar según su criterio, con independencia de la opinión o el deseo de otros.

La libertad que otorga ser tu propio jefe y tomar tus propias decisiones, representa una gran ventaja, permitiéndote, por ejemplo, elegir los miembros de tu equipo de trabajo. Por tanto, si haces buen uso de esa autonomía que obtienes, podrías ir asegurando el éxito de tu negocio.

Crea algo propio desde cero

La satisfacción es ese sentimiento de bienestar o placer que se tiene cuando se ha colmado un deseo o cubierto una necesidad; y precisamente el hecho de crear algo propio desde cero, por ejemplo, tu propio negocio, y ver cómo va creciendo poco a poco, supone una gran satisfacción.

Mayores ingresos

Al inicio, puedes percibir que tus egresos son mayores que los ingresos, eso es algo que se debe esperar, pero con una buena planificación de tu negocio y algo de tiempo serías capaz de invertir esta situación.

Y muchas más…

Aportar algo nuevo a la sociedad y mejorar tu estatus, son otras de las ventajas que te ofrece el convertirte en un emprendedor. Ser de utilidad a la sociedad constituye también un logro personal.

Desventajas de ser un emprendedor

Inevitables riesgos económicos

Al hacer uso de recursos económicos y ser tan disímiles los factores que influyen en el éxito del proyecto, todo emprendimiento está expuesto a los inevitables riesgos económicos. Debes estar preparado para enfrentar las dificultades que se te pueden ir presentando en el camino, planificando bien cada aspecto de tu negocio y los recursos económicos que inviertes en dicho proyecto.

Exige una mayor responsabilidad

Aparejado a la autonomía que te brinda el ser un emprendedor, aumenta enormemente la responsabilidad que recae sobre tu persona. Se hace necesario contar con cierto grado de disciplina y organización, para no hundir de manera catastrófica tu negocio.

«Lo único imposible es aquello que no intentas».

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *